933486557    C/ Balmes 172 Principal 2ª 08006 – Barcelona 699212603 info@juliafarre.es

      Diabetes gestacional

      diabetes en el embarazo y dieta
      Es la diabetes que puede darse durante el embarazo en algunas mujeres. Padecer diabetes durante la gestación no tiene por qué significar que se tuviera antes del embarazo o que se vaya a mantener después del parto. En la mayoría de la alteración del metabolismo de la glucosa desaparece al concluir el embarazo.

      Causas de la resistencia a la insulina durante el embarazo

      Las propias hormonas que se sintetizan durante la gestación en la placenta para el correcto crecimiento del feto interfieren en la acción de la insulina de la madre (insulin-resistencia) promoviendo el aumento de los niveles de glucemia (hiperglucemia).

      Factores de riesgo

      Hay algunas situaciones que predisponen a padecer Diabetes Gestacional (DG). Es más habitual en mujeres:

      • Con antecedentes familiares de diabetes,
      • Que sobrepasan la treintena de edad,
      • Que tengan exceso de peso.
      • Que hayan padecido DG en embarazos previos.

      El apunte: Si tienes sobrepeso u obesidad y estás pesando en quedarte embarazada es aconsejable que te pongas en manos de un/a dietista-nutricionista para perder peso antes de la concepción.

      Consecuencias de presentar valores altos de azúcar en el embarazo

      Presentar valores elevados de azúcar durante el embarazo puede comportar consecuencias negativas para la madre y para el feto, sobre todo si no se lleva un control correcto tras el diagnóstico.

      Riesgos maternosRiesgos fetales
      Infecciones de orinaPeso excesivo al nacer (macrosomía)
      Aumento de la Tensión ArterialHipoglucemia al nacer
      Aumento del líquido amnióticoRetraso de maduración
      Parto pretérminoObesidad infantil y adulta

      Cuando la madre presenta hiperglucemia, la glucosa de más puede atravesar la placenta llegando al feto. El bebé ante este ambiente azucarado va a tener más energía disponible y va a aumentar más su tamaño a expensas de grasa (macrosomía), además su páncreas se va a acostumbrar a producir más insulina para compensar el exceso de azúcar con lo cual al nacer y no estar en un ambiente con exceso de azúcar puede tener una hipoglucemia neonatal. A largo plazo esta producción extra de insulina puede ocasionar obesidad en la edad adulta, incluso diabetes tipo 2.

      Si tras el diagnóstico se siguen los consejos del equipo médico y los valores de glucosa están controlados el riesgo de complicaciones disminuye.

      Diagnóstico

      A partir de la semana 24 de embarazo se realiza una prueba llamada test de O ‘Sullivan dónde la futura mamá toma una solución con azúcar y trascurrida una hora se le hace una analítica sanguínea para conocer la glucemia, si es mayor a 140mg/dl el test es positivo.

      Tras un test de O ‘Sullivan positivo se deberá realizar otra prueba conocida como test de tolerancia oral a la glucosa (TTOG) en la cual se mide la glucemia 4 veces: antes de la toma de azúcar y después de 1 hora, 2 horas y 3 horas. Si dos de los valores salen alterados se diagnostica la diabetes gestacional.

      Si el test de O ‘Sullivan sale positivo y el TTOG es negativo es probable que en el tercer trimestre tu ginecólogo/a te vuelva a realizar el test

      Tratamiento y dieta para la diabetes gestacional

      El tratamiento va encaminado a normalizar los valores de azúcar.

      Inicialmente incluye:

      1. Autocontroles de glucemia capilar diarios
      2. Un plan de alimentación adaptado a la diabetes y el embarazo
      3. Vida activa
      4. En algunos casos: insulina.

      Autocontroles de glicemia capilar

      Se realizan practicando un pinchazo en el dedo. Generalmente se realizan 4 veces al día: en ayunas y tras 1 hora del desayuno, la comida y la cena. Los valores objetivo son <95mg/dl en ayunas y <140mg/dl después de una hora de haber iniciado las comidas.

      Si los controles no están dentro de los objetivos el dietista-nutricionista o educador en diabetes adaptará el plan de alimentación y dará consejos a la futura mamá para normalizarlos.

      Plan de alimentación 

      Un dietista-nutricionista planteará un plan de alimentación para esta nueva situación, adaptado a cada caso: al trimestre y al aumento de peso materno y fetal.

      Se controlarán los alimentos que tienen capacidad de elevar el azúcar en sangre (fruta, lácteos, farináceos como el pan, patata, pasta, arroz o legumbres) pero asegurando que la dieta sea suficiente para que la futura madre no pase hambre y el bebé se desarrolle correctamente. Será fraccionada, suficiente en energía, controlada en carbohidratos, moderada en proteínas y variable en aporte de grasas, siempre y cuando estas sean saludables, en función del peso de la madre y el feto.

      A continuación te dejo una infografía con los alimentos que no te aconsejo tomar porque elevan demasiado rápido la glucemia, los que debes tomar en pequeñas cantidades a lo largo del día y los que no elevan tu glucemia y puedes consumir con moderación (no es bueno abusar de nada) pero sin sufrir por el control de glucosa:

      infografia diabetes durante la gestación

      Ejemplo de menú para diabetes gestacional

      Desayuno

      Un vaso de leche semidesnatada. Una rebanada de pan integral con queso fresco pasteurizado, tomate laminado y hojas de rúcula.

      Media mañana

      Un yogur con copos de avena y nueces.

      Comida

      Pisto (pimiento, calabacín, berenjena y tomate) con un puñado de arroz integral. Sardinas a la brasa con guarnición de ensalada de canónigos. Naranja

      Merienda

      Infusión de jengibre. Una rebanada de pan integral con aguacate.

      Cena

      Ensalada de rúcula, con calabaza asada, tomates cherry, lentejas y tiras de pechuga de pollo a la plancha. Mandarinas.

      Vida activa

      El mantener un estilo de vida activo y moverse hace que el musculo use glucosa favoreciendo que las glucemias mejoren.

      Andar de forma regular antes o después de las comidas contribuye a un buen control de la diabetes gestacional. Si se puede, practicar ejercicio físico adaptado al embarazo también mejorará el perfil de glucemias.

      Insulina

      En los casos que no es posible normalizar los valores mediante la ingesta y el ejercicio físico el endocrino prescribirá tratamiento con insulina para normalizar las glucemias.

      Sabías que… muchas mujeres embarazadas acuden a la consulta muy preocupadas tras el diagnóstico de diabetes gestacional. Son habituales algunas creencias que no son reales. Te resumo algunas en la siguiente tabla:
      CreenciaExplicación real
      “Tengo DG, he puesto a mi futuro hijo en riesgo por haber comido mal. Me siento muy culpable.”Aunque debes comer bien durante el embarazo (y en cualquier otra etapa de tu vida) la DG no se debe exclusivamente a como ha sido tu ingesta si no a tus antecedentes. Tendrás más riesgo de padecerla si tienes familiares con diabetes, has tenido diabetes gestacional en otros embarazos, tienes más de 30 años o presentas sobrepeso.
      “Me vas a poner a dieta, voy a pasar hambre y quizás el bebé no tiene todo lo que necesita”.La pauta alimentaria que te propondremos estará ajustada a ti y por lo tanto al embarazo, siendo adecuada para ti y para el desarrollo de tu hijo. Va a ser suficiente en energía y micronutrientes pero controlando el aporte de alimentos que se trasforman en azúcar: los farináceos, las frutas y los lácteos. Estos se repartirán en todas las ingestas del día y se ajustaran las cantidades para que tu glucemia no se eleve demasiado.
      “Va a ser muy complicado controlar los niveles de azúcar”Generalmente adaptando la alimentación con farináceos de bajo índice glucémico repartidos en pequeñas cantidades a lo largo el día y algo de actividad física (andar, natación, baile, etc.) es suficiente para mantener el azúcar a raya.
      “No quiero insulina porque va a afectar a mi bebé”Si las glucemias no se pueden controlar con la alimentación y el ejercicio el único tratamiento farmacológico validado durante la gestación es la insulina. La insulina puede dar miedo porque se inyecta, y no estamos acostumbrados a ello, pero no te causa ningún mal ni a ti ni al bebé, al contrario, permitirá prevenir las consecuencias negativas de la hiperglucemia (parto prematuro, hipoglucemia neonatal, preclamsia, macrosomía…).

      ¿Qué sucede tras el parto?

      En la mayoría de los casos una vez nace el bebé y las hormonas se normalizan, la diabetes gestacional desaparece. En el hospital se realiza control de glucemia a la madre y al recién nacido para corroborar que los valores son adecuados.

      Unos meses después del parto el médico/a endocrino o el ginecólogo/a manda realizar una analítica de sangre para validar que realmente la diabetes se ha ido.

      Las madres que han tenido diabetes gestacional en un embarazo tendrán más probabilidades de padecerla en gestaciones futuras. Puede ocurrir que en función de otros factores como el peso, la actividad y los hábitos alimentarios, las mujeres que han tenido DG puedan tener Diabetes tipo 2 en un futuro.

      Si tienes Diabetes Gestacional en el Centro de nutrición Júlia Farré estaremos encantadas de acompañarte a lo largo de tu embarazo para que tu alimentación sea la idónea para esta etapa y mantengas las glucemias controladas para prevenir posibles complicaiones para ti y para el bebé que viene en camino.
      Natalia Celma

      Natalia Celma

      Dietista - Nutricionista

      2 Comentarios

      1. Anna Giné Roda

        Buenas tardes,

        Estoy embarazada de 28 semanas y acaban de diagnosticarme diabetes gestacional. Mi caso es un poco difícil puesto que soy muy delgada, no he aumentado nada de peso en el embarazo, no tengo antecedentes y encima tengo intolerancia al gluten por eso siempre he cuidado mucho mi alimentación. Otros factor que empeora mi situación es que estoy con contracciones des de las 18 semanas por útero irritable y por lo tanto en reposo relativo pr depende del dia. Llevo una semana casi con la dieta que me dio la endocrina, en ayunos mis niveles son normales y antes de comer tb pr me suben si como arroz o pasta (de arroz integral) y la patata con cuidado…Las legumbres, guisantes de momento me dan bien. La verdad es que se que esto no es un lugar para hacer un asesoramiento pero podrian hacerme una orientación pagando por aquí? Por mis circunstancias ahora no puedo desplazarme a bcn… Me preocupa bajar mas de peso, estoy en 49’500 y mido 1’76, por suerte el peque si va aumentando por el momento… Gracias.

        Responder
        • Centro Júlia Farré

          Hola Anna, muchas gracias por contactar. Si te parece nos pondremos en contacto contigo por privado para comentar tu caso y explicarte cómo podemos ayudarte.

          Responder

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Sí, Acepto la política de privacidad *

      Clic para concertar visita por whatsapp