933486557    C/ Balmes 172 Principal 2ª 08006 – Barcelona info@juliafarre.es

      Enfermedad Celíaca o Intolerancia al gluten

      dieta sin gluten

      ¿Qué es el gluten?

      El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de algunos cereales como el trigo, la cebada, el centeno, la espelta y la avena. Éste es el encargado de dar elasticidad y una textura masticable a los alimentos. Recientemente se ha puesto de moda seguir una dieta sin gluten (gluten-free diet) sin ningún motivo aparente. En varios estudios se ha observado que la gente que no tiene celiaquía o sensibilidad al gluten no celíaca y sigue una alimentación libre de gluten, tiende a comer menos fibra y otros micronutrientes, haciendo que su dieta sea menos nutritiva y variada. Además, una alimentación sin gluten suele ser más costosa a nivel económico. También se ha visto cierta relación con la ingesta de esta proteína como un factor protector hacia ciertas enfermedades como la diabetes tipo 2.

      Así que si no estás diagnosticado de celiaquía o bien de sensibilidad al gluten no celíaca, no deberías retirar este tipo de alimentos de tu alimentación. A continuación te cuento en qué ocasiones sí deberías hacerlo.

      ¿Qué es la intolerancia al gluten?

      La enfermedad celíaca (también conocida como celiaquía o intolerancia al gluten) es una dolencia mediada por el sistema inmune en individuos genéticamente susceptibles. Se caracteriza por causar daños crónicos en la mucosa del intestino delgado debido a una intolerancia permanente a esta proteína. Esta intolerancia provoca lesiones a nivel de las paredes intestinales originando problemas de malabsorción y otros síntomas.

      Actualmente esta enfermedad tiene una prevalencia mayor en el sexo femenino con una relación 2:1 respecto al sexo masculino.

      Diferencia entre celiaquía y sensibilidad al gluten no celíaca (SGNC)

      Debemos diferenciar la enfermedad celíaca de la sensibilidad al gluten no celíaca,  ya que la SGNC no tiene ningún componente genético y no se debe de hacer una dieta tan estricta ya que puede aumentar su grado de sensibilidad al gluten. Las personas que padecen SGNC pueden tolerar pequeñas cantidades de gluten, en cambio, las personas celíacas deben evitar cualquier contacto con esta sustancia (evitar también contaminaciones cruzadas).

      También cabe destacar que por cada persona celíaca podría haber 7 con sensibilidad al gluten no celíaca.

      Por cada persona celíaca podría haber 7 con sensibilidad al gluten no celíaca - Haz clic para twittear!    

      Síntomas de la celiaquía

      Los síntomas pueden variar de persona a persona e incluso puede ser que la celiaquía se presente de forma silente, es decir, sin ningún tipo de sintomatología, hecho que puede dificultar su diagnóstico. Actualmente alrededor del 75% de las personas que sufren esta dolencia están sin diagnosticar.

      Aun así los síntomas más frecuentes abarcan:

      • Síndrome de malabsorción con diarrea, esteatorrea, fatiga, náuseas, vómitos, distensión abdominal y meteorismo, pérdida de peso, cambios en el carácter, falta de apetito, déficit de vitaminas liposolubles, hierro, calcio y ácido fólico.

      En los niños también puede provocar un retraso en el crecimiento y un cierto estancamiento de la curva de peso.

      Actualmente alrededor del 75% de las personas que sufren esta dolencia están sin diagnosticar.

      Diagnóstico de la enfermedad celíaca 

      Los criterios diagnósticos para determinar la enfermedad celíaca consisten en cuatro mecanismos fundamentales:

      1. Sospecha clínica (mostrar sintomatología, tener familiares afectados o bien, pertenecer a un grupo de riesgo).
      2. Analítica con los marcadores serológicos de la EC (anticuerpos anti-péptidos de gliadina deaminada, anti-transglutaminasa e anticuerpos anti-endomisio).
      3. Estudio genético (HLA-DQ2/8).
      4. Biopsia del duodeno para determinar la lesión intestinal.

      Es fundamental no retirar el gluten de nuestra alimentación durante las pruebas diagnósticas ya que podemos interferir en los resultados obteniendo así, falsos negativos.

      Por tal de realizar un correcto diagnóstico de la sensibilidad al gluten no celíaca se tienen que excluir previamente la enfermedad celíaca y la alergia al trigo.

      Para excluir la alergia al trigo se deberán realizaran pruebas cutáneas y mostrar un resultado negativo. En el caso de la enfermedad celíaca, la prueba serológica deberá resultar negativa para empezar a sospechar de SGNC. En el caso de que la persona no esté expuesta a alimentos con gluten, podremos descartar también, SGNC. Es decir, con un diagnóstico de exclusión de enfermedad celíaca y alergia al trigo se puede dictaminar sensibilidad al gluten no celíaca, siempre que al retirar los alimentos con gluten desaparezca la sintomatología y vuelva a aparecer con su implantación.

      intolerancia al gluten

      Dieta para celíacos 

      En caso de diagnóstico de celiaquía el único tratamiento existente por el momento es una dieta exenta de gluten de por vida. Los objetivos de seguir esta dieta, son mejorar la sintomatología (en caso de existir) y favorecer la recuperación de las paredes intestinales, mejorando así la absorción de los diferentes nutrientes. Para esto es de vital importancia conocer cuáles son los alimentos que contienen gluten y los que no, en la siguiente página podéis consultarlos: https://www.celiacscatalunya.org/pdfs/apto_no_apto.pdf

      Una vez se haya diagnosticado esta intolerancia es primordial que el celíaco coja el hábito de leer el etiquetado de todos los productos y que sepa distinguir el símbolo identificativo de los productos sin gluten (ver imagen inferior), ya que no solo se deben evitar los cereales que lo contienen  (trigo, la cebada, el centeno, la espelta, la avena, el kamut y el triticale) sino que también se debe prescindir de sus derivados y otros alimentos que puedan contener trazas.

      producto sin gluten

      Es necesario conocer también las medidas higiénicas, con el objetivo de evitar contaminaciones cruzadas a la hora de cocinar. También se deben tener en cuenta varias medidas a la hora de comprar y salir a comer fuera. Es importante que tengas en cuenta estos consejos:

      • Nunca manipules un producto con los mismos utensilios que has utilizado previamente para cocinar alimentos con gluten.
      • Evita utilizar la misma superficie que hayas empleado para alimentos con gluten si ésta no se ha limpiado adecuadamente.
      • No compres productos a granel ni productos artesanales que no estén etiquetados.
      • Si vas a comer fuera asegúrate previamente que ese restaurante tiene menús celíacos.
      • Si tienes dudas acerca de un alimento sobre si puede contener o no gluten, no lo consumas.
      • Consulta los prospectos de medicamentos o bien con tu farmacéutico.

      A continuación te hago una propuesta de menú sin gluten:

      DesayunoLeche con cereales de maíz tostados.
      Media mañana2 mandarinas.
      ComidaVichyssoise.
      Salmón al horno acompañado con puré de patatas y espárragos trigueros.
      Yogur natural.
      Merienda1 plátano y 5 almendras.
      CenaSopa de pescado con arroz.
      Tortilla de champiñones y calabacín.
      Yogur natural.

      Relación con otras alergias e intolerancias alimentarias

      Una persona celíaca sin diagnosticar, o bien, que no siga una dieta libre de gluten, puede presentar a su vez, intolerancia a la fructosa, lactosa o al sorbitol.

      Esto es debido a que las enzimas que degradan estas sustancias se encuentran en el intestino. Las personas que ingieren gluten y son celíacas presentan las vellosidades intestinales atrofiadas con lo que es muy probable que la producción de estas enzimas se vea alterada o inhibida, produciendo una intolerancia secundaria a cualquier de estas moléculas.

      Si presentas varias intolerancias a la vez, es recomendable que te hagas pruebas para descartar una posible celiaquía.

      Conclusiones

      Si estás diagnosticado de celiaquía debes seguir una alimentación exenta de gluten de por vida. Con ella vas a poder mejorar tu sintomatología, revertir alguna posible intolerancia y vas a permitir la recuperación de las vellosidades intestinales.

      Si hace poco que te han diagnosticado celiaquía o sensibilidad al gluten no celíaca, te recomiendo que te pongas en manos de un buen profesional para que te guie las pautas de una alimentación equilibrada acorde a tu situación. Las Dietistas – Nutricionistas del Centro de Nutrición Júlia Farré te podemos ayudar a seguir una alimentación equilibrada para que no padezcas ninguna carencia.

      Clara Muñoz

      Clara Muñoz

      Dietista - Nutricionista