933486557    C/ Balmes 172 Principal 2ª 08006 – Barcelona 672422554 info@juliafarre.es

Psiconutrición infantil y juvenil

psicología de la alimentación infantil y juvenil

¿Qué es la Psiconutrición o psicología de la alimentación infantil?

psiconutrición infantil y juvenil
La psiconutrición es la ciencia que estudia la relación con la comida, esta relación se determina desde la infancia ya que es en esta etapa en la que se aprende a comer y donde se adoptan los principales hábitos alimenticios. Una mala relación con la comida en la infancia y adolescencia puede responder en algunos casos a un desajuste a nivel emocional, dificultades para expresar cómo se siente, baja autoestima, autoexigencia, perfeccionismo…

Es importante que en el ámbito familiar haya una buena relación con la comida ya que tanto niños como adolescentes repiten patrones familiares. no sólo en áreas específicas como puede ser a nivel comportamental, sino también en la forma en la que la familia se relaciona con la comida.

A través de la Psiconutrición infantil se pueden dar herramientas tanto a niños y adolescentes como a sus familias para tomar conciencia de las dificultades que pueden surgir a nivel alimentario, así como ayudarlos a conocer nuevas formas de relacionarse con la comida.

¿Qué terapias infantiles y juveniles se ofrecen?

Tratamiento en TCA

Los Trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son un problema de salud que afecta especialmente a la población infanto-juvenil, la OMS considera los TCA entre las enfermedades de prioridad por el riesgo que implica para la salud.

Los TCA se caracterizan por una alteración persistente en la alimentación o en el comportamiento alimentario, con deterioro significativo de la salud física o del funcionamiento psicosocial de la persona.

En los TCA intervienen varios factores que favorecen su aparición:

  • Factores predisponentes: Son aquellos que aparecen antes del trastorno y que pueden aumentar el riesgo de su desarrollo, estos pueden ser biológicos, socioculturales o de personalidad.
  • Factores precipitantes: aparecen justo antes del episodio, pueden ser pubertad, traumas, autoimagen devaluada, baja autoestima, acoso escolar…
  • Factores mantenedores: actúan manteniendo la enfermedad, en algunos casos pueden dar sensación de control y logro, estos pueden ser aislamiento social, abuso actividad física, interacción familiar…

Tipos de TCA en la infancia y adolescencia

  • Anorexia Nerviosa
  • Bulimia Nerviosa
  • Trastorno por Atracón
  • TCANE (Trastorno de la conducta alimentaria no especificado)
  • Trastorno por evitación de Alimentos

Según Golden N, Katzman D y Kreipe R (2003), el diagnóstico más frecuente entre adolescentes es el TCANE (Trastorno alimentario no especificado), seguido por la Anorexia Nerviosa y la Bulimia Nerviosa.

Terapia familiar

La terapia familiar es de gran ayuda en la recuperación de los TCA, el principal objetivo es ayudar a los padres a conocer cuáles son los recursos y herramientas más adecuados para la recuperación de sus hijos. Así mismo ayuda a conocer qué papel tiene el trastorno alimentario a nivel familiar y cómo puede interferir en la recuperación del paciente.

En ocasiones no siempre los más pequeños están preparados para realizar tratamiento ya sea por edad o por negativa derivada de la poca conciencia de la problemática, en esos casos el tratamiento se puede iniciar en un primer momento solo con los padres.

Artículo recomendado: Cómo detectar trastornos de la conducta alimentaria (Guía para padres)

Asesoramiento familiar

terapia psiconutricion familiar

Psicoeducación en TCA

La familia tiene un papel fundamental en la prevención y el tratamiento de los TCA. La manera en que los miembros del sistema familiar se vincula con la comida afecta  sobre todo a los más pequeños, en ocasiones en la familia  se puede comer de manera compulsiva, hacer comentarios sobre alimentos, cuerpo, dieta, no solo sobre uno mismo sino también sobre  los demás. Esto afecta a como los más pequeños de la casa perciben la relación con la comida y en consecuencia puede ser un factor que determine su relación en el futuro, no sólo con la comida sino también como se perciben a ellos mismos y también como perciben a los demás.

Para prevenir los TCA es recomendable:

  • Gestión y comunicación emocional

La gestión y comunicación emocional tiene un papel importantísimo en nuestra vida, una buena gestión y comunicación emocional en el ámbito familiar puede ayudar a que tanto niños como adolescentes gestionen las dificultades de su día a día de una manera sana, sin tener que recurrir a la sintomatología alimentaria y todos los riesgos que ello conllevan.

  • Evitar comentarios cuerpo/comida

La creencia de como su entorno los evalúa tiene un papel crucial en el desarrollo social de niños y adolescentes. Evitar comentarios negativos sobre cuerpo/comida y sobre uno mismo en el ámbito familiar es fundamental para que niños y adolescentes tenga un buen autoconcepto y autoimagen de sí mismo, evitar valoraciones a través del cuerpo o  la comida es una buena forma de prevenir los Trastornos de la conducta alimentaria.

Así mismo, también es recomendable evitar normas rígidas en relación a la alimentación y promover la autonomía y no la sobreprotección ya que ayuda a que  se responsabilicen y tengan una visión positiva de ellos mismos.

El perfeccionismo y autoexigencia elevado pueden ser perjudiciales para su autoconcepto.

  • Señales de alerta

Determinadas conductas nos pueden dar información sobre un posible problema con la alimentación, hay que tener en cuenta que no es válido para un diagnóstico, el diagnóstico siempre lo ha de hacer un profesional de la Salud Mental especializado en TCA. Ante determinadas conductas son importantes que se pida ayuda a un profesional de la Salud Mental.

A continuación, se detallan algunos comportamientos:

  • Dietas restrictivas
  • Abuso de ejercicio físico
  • Preocupación excesiva por la alimentación
  • Culpa después de las comidas
  • Evitar comer en compañía
  • Esconder comida
  • Encontrar envoltórios o restos de comida
  • Conductas extrañas en el baño
  • Bajada o aumento de peso injustificado
  • Miedo y rechazo exagerado al sobrepeso
  • Vómito autoinducido
  • Consumo de laxantes y diuréticos
  • Evitar mostrar el cuerpo
  • Mentiras o manipulaciones
  • Aumento de malestar
  • Aislamiento social
  • Tristeza, apatía

Podemos ayudarte

Si crees que en tu familia puede existir algun caso de Trastorno de la conducta alimentaria, en el Centro de nutrición Júlia Farré podemos ayudarte. Contamos con un equipo de psicólogas expertas en psicología de la alimetación que pondrá a vuestro alcance todas las herramientas posibles para abordar la situación. 

BIBLIOGRAFÍA

  • ­Golden N, Katzman D, Kreipe R, et al.Eating Disorders in Adolescents: Position Paper of the Society for Adolescent Medicine. Journal of Adolescent Health, 33 (6) (2003), pp. 496-503
  • J. Ruiz, Lazaro. Prevención primaria de los trastornos de la conducta alimentaria en la adolescencia: papel del profesional de atención primaria. Atención Primaria.Vol. 27. Núm. 6. 15 de abril 2001
Melania Vargas

Melania Vargas

Psicóloga

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sí, Acepto la política de privacidad *

× Clic para concertar visita por whatsapp