933486557    C/ Balmes 172 Principal 2ª 08006 – Barcelona 646653783 info@juliafarre.es

Alimentación y lactancia

La leche materna es el alimento idóneo para un recién nacido. Este proceso genera unas relaciones afectivas muy fuertes entre madre e hijo. Se recomienda que la lactancia materna tenga una duración mínima de 2 años, contando que a partir de los 6 meses se puede empezar la alimentación complementaria, pero siempre acompañada de la lactancia.

La lactancia materna ofrece un innumerable listado de beneficios tanto para la salud de la madre como la del lactante. Varios estudios han demostrado que los niños que han seguido una lactancia materna prolongada, tienen menos riesgo de padecer algunas enfermedades a medio y largo plazo, como obesidad, diabetes, enfermedad de Crohn, enfermedades cardiovasculares, entre otras.

También hay menor incidencia de padecer alergias alimentarias y respiratorias. En el caso de la madre, disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario. Además, se produce una mejor recuperación de la matriz y del peso postparto.

Dar el pecho está contraindicado en algunas enfermedades congénitas del metabolismo como la galactosemia, intolerancia a la lactosa y malabsorción de glucosa y galactosa, en casos de ictericias graves, tuberculosis, madres infectadas por VIH, en casos de infección aguda grave, etc.

¿Qué comer durante la lactancia?

mujer lactante

La dieta para la madre lactante debe basarse en una alimentación equilibrada y variada. Los requerimientos energéticos están aumentados, por lo que se requiere de un aumento calórico muy similar al del último trimestre de embarazo.

Solo en casos de desnutrición severa se puede ver dificultada la producción y la calidad de la leche materna.

Sabor de la leche y alimentos a evitar

Hay algunos alimentos que pueden producir cambios innocuos en el sabor de la leche materna, pudiendo producir un rechazo por parte del lactante, como por ejemplo los espárragos, alcachofas, cebollas, rábanos y puerros, esto es debido a que contienen sustancias aromáticas. Aún así, no tienen porque sentir rechazo hacia estos cambios, puede que si la madre ya consumiera este tipo de alimentos durante el embarazo, el bebé ya esté acostumbrado a ello.

También hay que tener en cuenta que hay varias sustancias nocivas que se pueden excretar a través de la leche materna, con lo cual se tendrá que limitar o evitar su consumo. Estas principales sustancias son:

  • Cafeína: se tiene que moderar su consumo y no superar los 300mg al día, ya que una ingesta mayor puede provocar estado de nerviosismo e irritabilidad en el niño. A continuación expongo los alimentos y bebidas con mayor contenido en cafeína y su concentración:

ProductoCantidad productoCafeína
Café americano250ml110mg
Café solo45ml77mg
Cappuccino350ml154mg
Café instantáneo230ml57mg
Café moca350ml152mg
Té verde200ml25mg
Té matcha200ml70mg
Té negro200ml42mg
Mate500ml150mg
Red bull250ml80mg
Monster500ml160mg
Coca-cola350ml32mg
Pepsi350ml30mg
Chocolate 60%100mg109mg
Chocolate 86%100mg152,45mg
Datos extraídos de: http://www.caffeineinformer.com/, el contenido de cafeína de algunos productos puede variar en nuestro país.

Es recomendable mirar el prospecto de los medicamentos que se consumen ya que algunos también pueden contener cafeína.

  • Alcohol, tabaco y otras drogas: Su consumo deberá estar restringido en este período (aunque se recomienda prescindir de su consumo en cualquier etapa de la vida) ya que puede tener consecuencias contraproducentes en el desarrollo del bebé.

Hidratación y lactancia

Durante la lactación suele verse incrementada la sensación de sed, con lo que es muy probable que también aumentes tu ingesta de líquidos. Es importante saber que ni un mayor consumo de líquidos ni un consumo concreto de ciertos alimentos hará que la producción de leche aumente. Lo importante es seguir una alimentación equilibrada, ya que la buena salud de la madre repercutirá en el bienestar del lactante.

Para mantener una buena hidratación, la madre puede alternar el consumo de agua, con infusiones, caldos y zumos naturales, intentando ingerir entre 2-3L de líquido al día. También es importante el consumo de frutas y verduras por su alto contenido en agua, vitaminas, minerales y fibra.

Si la orina es de color intenso será un indicador de que el cuerpo se está deshidratando, con lo cual se tendrá que aumentar la ingesta hídrica. También puede aparecer estreñimiento para compensar esta ingesta insuficiente.

Te recomiendo que durante el amamantamiento tengas agua cerca ya que suele aparecer sensación de sed.

LACTANCIA MATERNA

Suplementación durante la lactancia materna

Con una alimentación adecuada no es necesaria la suplementación de ningún complemento alimenticio. Es habitual que se recomiende el uso de suplementos como la levadura de cerveza o de polen, ya que se cree que ayudan a aumentar la secreción láctea, pero como hemos visto anteriormente, la hidratación y la alimentación no juegan un papel importante en la cantidad de leche producida, ésta dependerá directamente de la demanda de leche del niño.

Los suplementos que se suelen recomendar son ricos en vitaminas del grupo B, magnesio, calcio, hierro, zinc y selenio y pueden ayudar a mantener sus niveles adecuados, sin embargo, con una alimentación equilibrada es suficiente.

¿Puedo adelgazar si estoy dando el pecho?

En muchos casos durante los primeros meses de lactancia se suele bajar al peso previo al embarazo, pero no tiene por qué ser así en todas las mujeres. De hecho, hay muchas madres que aumentan de peso debido a la falta de descanso, ausencia de ejercicio físico, mayor cantidad de apetito y/o desorden en las comidas. Cada cuerpo es diferente y reacciona de forma distinta.

Sin embargo, el organismo de la mujer está preparado para adelgazar durante la lactación sin poner en riesgo la misma, ya que durante el embarazo se crean reservas de grasa para ser utilizadas durante este periodo.

Aún así, no se debe hacer una dieta muy restrictiva. Ésta debe ser equilibrada y se deben tener en cuenta las necesidades energéticas de la madre. Es conveniente acudir a un profesional para realizar una dieta que te ayude a alcanzar tus objetivos de la manera más adecuada, ya sea para perder peso durante la lactancia o para poner orden en tus hábitos alimentarios.

Necesitas una dieta personalizada durante el proceso de lactancia. Contacta con nuestro centro y te ayudaremos con todo lo necesario:

 

Ejemplo de menú para una mujer lactante 

A continuación te propongo dos ejemplos de menús planificados para una correcta alimentación de las mujeres lactantes:

 Día 1Dia 2
DESAYUNOUn vaso de leche con un bocadillo de hummus y vegetales.Zumo de naranja y zanahoria
Tostadas con rodajas de tomate y queso fresco
MEDIA MAÑANANueces y 2 kiwisYogur con almendras
COMIDASalteado de verduras con arroz integral
Salmón a la plancha
Macedonia
Ensalada de lentejas y huevo duro
Fresas
MERIENDA Yogur con frutos del bosqueVaso de leche
CENAEnsalada caprese
Pollo al chilindrón
Pan para acompañar
Manzana
Crema de brócoli con patata
Merluza en salsa verde
Pera
RECENAYogur naturalYogur natural

CONCLUSIÓN

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida. A partir de los seis meses, se complementará con una introducción paulatina de los alimentos, manteniendo la lactancia durante un mínimo de dos años.

Si quieres aprender a alimentarte correctamente durante el embarazo y la lactancia, en el Centro de Nutrición Júlia Farré estaremos encantadas de poder guiarte durante esta etapa tan especial.

Clara Muñoz

Clara Muñoz

Dietista - Nutricionista

 

4 Comentarios

  1. Maria Aroha

    Buenos dias.
    Estoy interesada en hacer una dieta durante la lactancia. Siempre he sido obesa, aunque a veces he perdido mucho peso; volviendo a cogerlo poco tiempo despues.

    Responder
    • Centro Júlia Farré

      Hola MAria, muchas gracias por escribirnos, nos pondremos en contacto contigo para poder agendar una visita lo antes posible. Un cordial saludo.

      Responder
  2. Verónica

    Hola ya hace 1 año y medio que mi bebé toma teta y bajé mucho de peso que puedo hacer?

    Responder
    • Centro Júlia Farré

      Hola Verónica, es común bajar de peso cuando se está lactando ya que supone un gasto energético extra para la madre. La manera de frenarlo es modificando tus hábitos alimentarios. Deberíamos revisar en consulta tu alimentación y prepararte una pauta personalizada. Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sí, Acepto la política de privacidad *

× Clic para concertar visita por whatsapp