933486557    C/ Balmes 172 Principal 2ª 08006 – Barcelona 699212603info@juliafarre.es
      Comparte este artículo con un clic: Share on Facebook78Share on Google+0Tweet about this on Twitter14Share on LinkedIn21
      Entrevista a Lidia Folgar sobre su libro “Aprender a comer solo”, todo lo que necesitas saber sobre el Baby Led Weaning
      Valora este artículo

      A Lidia Folgar la conozco desde hace bastante tiempo por las redes sociales, debido a sus conocimientos sobre Nutrición Infantil y cocina, así que no he podido resistirme a pedirle una entrevista sobre su libro “Aprender a comer solo”. Ella es Dietista – Nutricionista, madre que aplica el Baby Led Weaning y aficionada a la cocina saludable. Además, tiene un blog (www.lidiafolgar.es) que os animo a seguir.

      Estoy segura, que al igual que a mí, la lectura de este libro os hará entender mediante evidencias científicas (Lidia no se saca la información de la manga) el Baby-Led-Weaning (BLW) o como traduciríamos al español: alimentación complementaria autorregulada o alimentación complementaria dirigida por el bebé.

      Antes de empezar con la entrevista, me gustaría hacer una reflexión. Seguro que muchos, la primera vez que oísteis hablar sobre el BLW pensasteis que era una moda más y os estirásteis de los pelos, ya que va en contra de la tradición de alimentar a nuestros bebés a base de purés pero, ¿seguro que alimentar con purés a nuestros bebés es lo más natural?

      El prólogo del libro está escrito por el gran pediatra y escritor Carlos González y en él, nos hace entender que no tenemos que ir tan lejos para ver que el BLW no es algo nuevo, ya que nuestras bisabuelas no tenían túrmix ni un control tan exhaustivo sobre la alimentación de sus bebés. Y si no, pregúntale a tu abuela cómo alimentaba a tus padres o cómo la alimentaron a ella: “la comida muy cocida o aplastada o cortada en trocitos pequeños pero sin orden de introducción, según lo que recogíamos del campo o podíamos comprar”. Esa ha sido la respuesta de mi abuela, y yo aún me considero joven.

      Entrevista a Lidia Folgar

      La alimentación durante los primeros años de vida

      En la introducción de tu libro Lidia, aparece el título: “Si pudieras elegir tus preferencias alimentarias ¿cómo escogerías qué te gustase comer?”. Y creo, que es una frase que muchas personas se habrán planteado en la edad adulta después de observar que sus preferencias alimentarias (y otros motivos) le han llevado a padecer algún problema de salud como la obesidad o la diabetes tipo 2.

      Y es que, ¿Qué importancia tiene la alimentación en los primeros años de vida? ¿Son nuestras preferencias alimentarias innatas?

      En los primeros 1000 días de vida, contando el embarazo, la alimentación es clave. Existen suficientes evidencias respecto al papel de la nutrición en los primeros años de vida y su influencia en el desarrollo de enfermedades de tipo metabólico como la obesidad, la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, hipertensión… en la edad adulta.

      En los primeros 1000 días de vida, contando el embarazo, la alimentación es clave - Haz clic para twittear!    
      Por otro lado, parte de las preferencias alimentarias son innatas, por ejemplo, se puede heredar la aversión por el sabor amargo, sin embargo, la mayoría de las preferencias alimentarias son adquiridas en los primeros años de vida. De ahí, que sea una de las etapas más importantes en lo que al cuidado de la alimentación se refiere, ya que revertir unas preferencias alimentarias establecidas a posteriori es muy complicado.

      Esto puede llevar a la conclusión de que debemos de prohibir a los niños que coman ciertos alimentos ¿Es así?

      No. No se recomienda prohibirles nada a los niños. Es muy importante diferenciar el “prohibir”, del hecho de “no ofrecer”. Durante los primerísimos años de vida es relativamente fácil, ya que el niño no decide qué comer, sino que son sus cuidadores los que ponen comida a su alcance, así que basta con tener en casa solo opciones saludables y estar pendiente de los ofrecimientos que le hacen otras personas cuando está fuera de casa.

      Ahora bien, cuando se hacen más mayores y están en contacto con otros niños y adultos, publicidad… y ya saben hablar y pedir, se encontrarán con comida basura en ciertos actos sociales. Si en un momento dado la piden o la quieren probar, pues en ese caso no se le prohíbe, ni se le da importancia en absoluto. Ahora bien, en casa se le siguen ofreciendo opciones saludables y predicando con el ejemplo.

      El baby-led-weaning (BLW)

      alimentación complementaria del bebé

      En relación con lo comentado antes, ¿El BLW puede ayudar a que nuestras preferencias alimentarias sean más saludables?

      El BLW bien hecho sí, ya que permite desde un inicio dar a probar mucha más variedad de alimentos que con los métodos convencionales, por un lado, y por otro lado, al no dar “alimentos infantiles” tipo cereales solubles que se toman en biberón, mi primera galleta, mi primer Danone… que son productos azucarados todos, no estimulamos esa preferencia por los sabores dulces.

      Hay un apartado al inicio, que da la clave para entender por qué la recomendación de empezar con purés a los 4-5 meses ha cambiado debido a las nuevas directrices de la OMS, ¿Podrías explicárnoslo?

      Hasta el año 2002 las recomendaciones de la OMS eran de mantener la lactancia materna hasta los 4-6 meses y en ese año se cambiaron a mantenerla en exclusiva hasta los 6 meses. Las habilidades motoras de un bebé de 4 o 5 meses no permiten que coma sólidos ni que coma por sí mismo, de ahí, que la manera de empezar era tomar todo mediante purés y darles de comer a la boca. Sin embargo, las habilidades motoras de la mayoría de bebés de 6 meses (que es la edad actual recomendada de incorporación de la alimentación complementaria) sí lo permiten, por lo que ya no es necesario que todos los bebés empiecen por purés.

      El BLW puede ayudar a desarrollar preferencias alimentarias más saludables  - Haz clic para twittear!    
      ¿Desplaza el BLW a la lactancia materna?, ¿Es compatible con la lactancia artificial?

      El Baby Led Weaning  se entiende siempre con lactancia materna a demanda. No la desplaza. Es el bebé el que de manera gradual decide comer más comida y menos leche, o más leche y menos comida. El proceso de reducción de tomas de leche materna lo guía el bebé de manera natural e instintiva.

      El BLW se puede llevar a cabo con lactancia artificial si no hay más remedio, sin embargo, no se puede asegurar que se vayan a conseguir todos sus potenciales beneficios, como la autorregulación energética, la aceptación de mayor variedad de sabores…

      Además de nombrar otros beneficios para el bebé y la familia, desarrollas 11, en mi opinión es interesante destacar uno teniendo en cuenta la posición que está alcanzando España en cuando a obesidad infantil. ¿Podría ser el BLW, bien dirigido, un método preventivo de la obesidad?

      Está todavía por ver, pero los pocos estudios que hay al respecto son esperanzadores. Sí se ha visto en todos los estudios hechos hasta la fecha sobre el tema, que los bebés que seguían esta introducción de alimentos, pesaban menos de media que los que seguían los métodos convencionales y no desarrollaban obesidad al menos en los primeros años de vida.

      Visita nuestras páginas relacionadas:

      Orden de introducción de alimentos

      Probablemente en este apartado es donde haya más dudas ya que, desde hace muchos años es común ir a la revisión del pediatra y salir con un papelito en el que especifica el orden de introducción de los alimentos. Y ahora, con el BLW parece que se han vuelto locos ¡Cómo puede ser que eso no se tenga en cuenta!

      Como bien explica Lidia en el libro, lo más curioso no es que no importe el orden de introducción sino que según el país europeo que se estudie se observa como cada uno tiene un orden de introducción de los alimentos distinto. Vamos, que el orden de introducción de los alimentos en bebés no coincidía en ninguna de las ciudades europeas estudiadas. Así que, a no ser que los alimentos sean muy diferentes en composición de un país a otro (que no es el caso), no tiene sentido este orden ya que a partir de los 6 meses no hay esa supuesta inmadurez del sistema inmunitario de los bebés.

      En resumen Lidia, ¿la introducción tardía de los alimentos previene alergias alimentarias? o por el contrario ¿la introducción temprana del alimento puede disminuir el riesgo?

      Se ha visto que con la pauta de demorar la introducción de los alimentos potencialmente alergénicos las alergias no solo no han disminuido, sino que han aumentado. Y existe actualmente consenso en que la introducción tardía de alimentos potencialmente alergénicos no es un método válido para prevenir alergias alimentarias.

      Con respecto a si la introducción temprana disminuye el riesgo, no está tan claro como la otra cuestión, aunque hay varios estudios de calidad que determinan que sí se prevendrían con algunos alimentos.

      En cualquier caso, la incorporación precoz no aumenta el riesgo y hace la alimentación del niño mucho más variada desde el inicio.

      Esto, como bien dices, no significa que no haya alimentos potencialmente alérgicos por lo que, ¿podemos introducir cualquier alimento en la misma toma o debemos esperar un tiempo entre la introducción de alimentos?

      Por un lado, si el bebé tiene dermatitis atópica persistente a los tratamientos, o si ya ha tenido antecedentes de alergias, se debería demorar la introducción de los alimentos altamente alergénicos hasta que lo evalúe un especialista, que probablemente realice unas pruebas de alergia.

      En niños sin antecedentes personales de interés, hay varias teorías. Una es de dejar pasar unos 3 días antes de introducir cualquier alimento nuevo, por si el niño desarrolla una reacción alérgica, poder identificar qué alimento es. Otra teoría, es realizar esta pauta solo con los alimentos potencialmente alergénicos, y los de baja alergenicidad introducirlos a la vez si se diera el caso. Esta última teoría es la que me parece más apropiada en bebés que aplican BLW. Por ejemplo, se podría introducir a la vez brócoli con patata, pollo y aceite de oliva, pero si añadimos huevo, podríamos esperar unos días a introducir otro alimento potencialmente alergénico, por ejemplo, pescado. Sino, tardaríamos muchos meses en llevar una alimentación variada y es muy poco probable que un niño tenga una reacción adversa a alimentos como el aceite de oliva, a la patata o al brócoli entre otros.

      En el siguiente vídeo de http://www.aplicandoblw.com, puedes ver la evolución de un niño durante 12 meses siguiendo baby-led-weaning

      En los siguientes puntos de este capítulo desarrollas por grupo de alimentos (fruta, verduras, cereales, pescados, frutos secos, legumbres, etc.) los diferentes puntos a tener en cuenta, desde los nutrientes hasta las texturas pasando por posibles problemas que pueden causar. Me gustaría que comentaras si los padres han de sufrir por diversos aspectos que han sido polémica durante los últimos años:

      ¿Suponen un problema los nitratos de las verduras?

      No suelen suponer un problema para la mayoría, pero si llegase a producirse el problema, sería grave, de ahí la advertencia. Este apartado está más indicado para aquellas familias que tanto por gusto personal, como porque las cultiven, utilizan verduras ricas en nitratos con demasiada frecuencia.

      ¿Realmente se puede introducir el gluten desde los 6 meses?

      Por lo visto sí, parece ser que si un niño está predispuesto a ser celíaco, lo será igual independientemente de la edad a la que se le haya introducido el gluten, y hay estudios que dicen que mejor introducirlo mientras se continúa con la lactancia materna.

      La principal diferencia que se ha visto es que los niños predispuestos a ser celíacos que lo introdujeron de forma precoz, recibieron el diagnóstico a una media de los 26 meses, mientras que los que lo habían demorado, eran diagnosticados mucho más tarde, a los 34 meses de media. ¿Y en qué beneficia entonces? Pues por un lado, en poder llevar una alimentación mucho más variada desde el inicio y por otro lado, al diagnosticarse la enfermedad antes, las pautas dietéticas se instauran antes, ya que es complicado explicarle a un niño de 3 años que ya no puede comer muchos alimentos que comía antes y le gustan, sin embargo, a uno o 2  años es más llevadero.

       

      Los niños predispuestos a ser celíacos que introdujeron el gluten de forma precoz, recibieron el diagnóstico antes

      ¿Puede ser un problema para el bebé el consumo de arroz debido a su contenido en arsénico? Puede suponer un problema en niños con un consumo habitual, por ejemplo niños celíacos, que consumen derivados del arroz a diario o casi a diario, o en niños que lo coman de muchas otras formas a diario o casi a diario (papillas sin gluten, bebidas de arroz, tortitas, arroz integral…). Los efectos del arsénico son más perjudiciales en bebés y niños pequeños al tener menos kg de peso.

      BLW sin riesgo

      En el último bloque de tu libro Lidia, al que titulas BLW sin riesgo, hablas de tres aspectos que creo que se tienen que tener en cuenta tanto si la alimentación complementaria es a base de purés como si se utiliza el BLW.

      El primero es el hierro, ¿con un buen asesoramiento dietético se puede prevenir su déficit o es muy difícil?

      Con un buen asesoramiento, se puede prevenir el déficit, por lo menos en comparación con los que son alimentados con purés. (¿Cómo habrá sobrevivido la especie humana antes de que inventaran las papillas fortificadas o la batidora, si no?) La mayoría de las causas de anemia se producen en poblaciones que siguen ciertas transgresiones dietéticas importantes y fácilmente identificables, como por ejemplo, incorporar la leche de vaca antes del año o bien, por algún problema de malabsorción subyacente a alguna otra enfermedad.

      ¿Se debe evitar el consumo de sal en los bebés? ¿Puede esto prevenir enfermedades futuras en el bebé?

      Se debe evitar el consumo de sal en menores de un año. Lo que no quiere decir que a partir del año, deban comer mucha. Lo ideal es que se acostumbren a comer con poca sal añadida y pocos alimentos salados (y aquí incluyo gusanitos, galletas…).

      La costumbre de ingerir grandes cantidades de sal puede producir hipertensión, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer en la edad adulta.

      Y por último, en la alimentación a base de purés es fácil recurrir a productos preparados (potitos, bebibles, fruta en compota, yogures azucarados…) que en el BLW no son tan habituales ¿El BLW supone que el consumo de azúcar será menor?

      En el BLW se desalienta la compra de ningún producto “especial para niños”. Se supone que el consumo de azúcar en bebés que aplican BLW será menor por este motivo, y también, porque los padres que eligen aplicar BLW para sus hijos, son padres más concienciados con una buena alimentación en general, y que por lo tanto, no ofrecerán según qué alimentos al bebé.

      Dentro de los posibles riesgos nombras uno que ciertamente has de tener en cuenta y es que no se recomienda que lo apliquen padres muy limpios y escrupulosos ya que el bebé pondrá todo perdido pero, seguro que el atragantamiento es otro riesgo que se plantean los padres… ¿es el atragantamiento más común en los bebés que siguen BLW con respecto a los que siguen la alimentación a base de purés?

       

      Respecto al tema del atragantamiento ya tenemos estudios sólidos que determinan que los bebés alimentados siguiendo Baby-Led-Weaning “con asesoramiento” (y esto lo recalco, porque no hay datos para madres y padres que siguen este método por su cuenta sin ninguna pauta concreta de seguridad), no solo no se atragantan más que sus homólogos, sino que a partir de los 8 meses tienen menos arcadas que los alimentos con purés. Se cree que esto es porque están más acostumbrados a gestionar texturas diferentes desde el principio en comparación con los que se alimentan siempre a base de purés y luego intentan introducir alimentos sólidos.

      Aun así, ¿recomendarías a los padres que quieren utilizar el BLW hacer un curso sobre primeros auxilios?

      Siempre recomendaría a los padres formarse en primeros auxilios, pero no a los que hacen BLW, porque si lo hacen bien no tienen más riesgo que los otros, sino a cualquier persona que esté en contacto con niños. Los niños se suelen atragantar con cualquier objeto que encuentren a su alcance: monedas, pilas, botones…

       

      Una vez los padres tienen claro que quieren iniciar la alimentación complementaria utilizando el BLW, pueden empezar cuando quieran o ¿necesita el bebé cumplir con ciertos requisitos?

      Es imprescindible que tenga maduras ciertas habilidades motoras. Es un requisito imprescindible de seguridad para poder empezar con el BLW. Aunque el 90% de los niños a los 6 meses las cumplen, hay un pequeño porcentaje de niños que no.

      ¡A cocinar!

      Este apartado del libro me parece de gran utilidad tanto para padres como para el resto de adultos. Y es que, aunque conociendo la afición de Lidia por la cocina me podía esperar un apartado de recetas, no podía imaginar que fueran tan variadas, útiles, apetitosas y sencillas de preparar. Nada más ni nada menos que 50 recetas saludables para iniciar el BLW y compartir en familia, desde ideas para el desayuno o merienda pasando por preparaciones con legumbres y sin olvidar como preparar segundos platos utilizando proteína vegetal o animal.

      Yo ya me he puesto el delantal y he empezado a preparar alguna de las recetas, aquí tenéis la muestra del “Mug cake de plátano” que he preparado como una opción para el desayuno.

      receta baby led weaning mug cacke

      Y tú ¿estás buscando información sobre la alimentación complementaria?, ¿no tienes claro cuándo o cómo hacerlo?, ¿has oído hablar sobre el BLW pero no sabes de qué se trata ni como aplicarlo? o ¿quizás necesitas un plan de alimentación familiar? Desde el centro de nutrición Júlia Farré podemos ayudarte con esas y otras dudas para guiarte en la  alimentación de tu bebé y de la familia.

      Patricia Nevot

      Patricia Nevot

      Dietista - Nutricionista

      Artículos relacionados