933486557    C/ Balmes 172 Principal 2ª 08006 – Barcelona 699212603info@juliafarre.es

      Hoy quiero compartir contigo una receta improvisada de la cual me siento orgullosa tanto nutricional como gustativamente. Es un plato ideal para incluir no solo en una dieta vegetariana o vegana sino apto para todo el mundo por su sencillez y sabor. Digo improvisada ya que hasta que se me encendió la bombilla no sabía qué hacer, sólo tenía ingredientes en la nevera que pensé que si los combinaba podía salir algo rico rico. De ahí que también le haya puesto un nombre “original”, aunque la verdad es que el primer nombre que pensé era demasiado largo.

      ¡Buf, me llevará mucho tiempo y los ingredientes no me van!

      Quizás al ver los ingredientes y el proceso te puede parecer una receta que te hará perder mucho tiempo, pero no es así. No tardé ni 30 minutos. Y tampoco necesitas una gran planificación, mientras en tu nevera o despensa tengas todos los días verduras, una fuente de proteína animal o vegetal sin procesar y un hidrato integral ya puedes hacerla. Sólo tendrás que intercambiar mis ingredientes por otro del mismo grupo que tú tengas. Por ejemplo, si en vez de calabaza tienes brócoli o en vez de soja texturizada quieres ponerle carne de ternera picada (de carnicería) o huevo duro estará buena también.

      Antes de empezar, hablemos un poco de la soja texturizada

      Te he comentado antes que la soja texturizada la puedes cambiar por una fuente de proteína animal pero te sugiero que no lo hagas ¡se merece una oportunidad! Si estás pensando frases como “eso no me va” o “no me gusta” o “yo no soy vegetariano” o razones similares no creo que sea una justificación idónea. Siempre hay una primera vez. Seguro que hay otros alimentos que al verlos pensaste lo mismo y ahora no puedes dejar de incluirlos en tus platos diarios (a mí se me ocurren unos cuantos).

      La soja texturizada proviene de la soja, una legumbre completa. Con ello quiero decir que su proteína contiene todos los aminoácidos esenciales y que por lo tanto es comparable a la proteína del pescado o de la carne. Para obtener este producto, se somete a la soja a diferentes procesos como: altas temperaturas, texturización y deshidratación sin añadirle ningún tipo de aditivo ni conservante.

      Diariamente en consulta hablo de la soja texturizada a omnívoros como la “carne vegetal” ya que para empezar se puede utilizar en todas aquellas preparaciones en la que utilizarías carne picada (boloñesa, hamburguesas, albóndigas, lasaña, etc.). Su sabor y olor es bastante neutro por lo que absorbe muy bien el sabor y olor de aquello con lo que la cocines. Sólo debes hidratarla antes ya sea en agua o en caldo de verdura para que coja más sabor, acción que la hará más rentable puesto que la soja texturizada duplicará su tamaño.

      Conservación de la soja texturizada 

      ¿Aún no te he convencido? Pues otro aspecto que para mí es un puntazo es su conservación, tarda mucho en ponerse mala y no necesita nevera. Se guarda cerrado en su misma bolsa y se deja en un lugar seco alejado de la luz solar. También te digo que cada vez es más fácil encontrarla a nuestro alcance sin estar a un precio elevado. Puedes encontrarla en herbolarios, tiendas especializadas como Ametller origen (Cataluña), la marca “el granero integral” e incluso en supermercados como Carrefour, Mercadona o Alcampo. Y si eres de los que prefieres que te la manden a casa, la encuentras por Amazon.es ¡no tienes excusas!

      En la foto de más abajo aparece la soja texturizada en diferentes formas que se suelen escoger según el uso que se le quiera dar en cocina. Os dejo un enlace aquí donde Virginia García autora del blog CreatiVegan y de la web gastronomiavegana.org nos habla de cómo cocinar con soja texturizada y nos da varias recetas.

      Receta de espaguetis calacurry

      La receta está pensada para 2 personas o para 1 día + tupper o congelar. He cogido como rutina el cocinar para 2 o 3 días y así ser más eficaz. Eso me permite dedicar otro día ese tiempo de cocinar a otra cosa. También intento que mis recetas cumplan con la idea del “plato para comer saludable” que ya os hemos comentado en algún que otro post. Encuentro que es la manera ideal para comer equilibrado y conseguir saciarte.

      Ingredientes

      • Espaguetis 100% integrales (mirar infredientes), 80g en crudo.
      • 1 calabacín mediano, unos 300g.
      • Calabaza, unos 200g.
      • 1 cebolla pequeña, 80g.
      • Soja texturizada fina, 50g sin hidratar.
      • Curry y pimienta al gusto.
      • Sal

      Elaboración

      1. Pon en una olla agua para hervir los espaguetis.
      2. En un bol, pon la soja texturizada a hidratar.
      3. Mientras hierve el agua, limpia el calabacín y utiliza el spiralizer para cortarlo en forma de espagueti. Si no tienes uno, corta el calabacín a tiras finas. Te dejo una foto del que yo tengo, aunque hay muchos modelos diferentes. Me lo compré por Amazon.

      spiralizer para verduras

      1. Cuando el agua esté hirviendo, escalda las tiras o espaguetis de calabacín 1-2 minutos. Cuando haya pasado el tiempo, sácalos con el servidor de espaguetis y reserva.
      2. Añade en la misma agua donde has escaldado el calabacín los espaguetis integrales. El tiempo dependerá del fabricante, mira en el envase. Cuando ya estén escurre y pásales un poco de agua.
      3. Mientras tanto corta la cebolla tipo juliana y la calabaza en cubos. Pon una sartén con 1 cucharada postre de aceite de oliva y saltea. Añade el curry y la pimienta al gusto. También un pellizco de sal. Si ves que se te pega, añade un poco de agua en la sartén.

       salteado para espaguetis con calabaza

      1. Cuando esté la cebolla y la calabaza blandas, retira en el recipiente de la batidora. Bate con el túrmix hasta conseguir una textura de salsa. Si lo necesitas puedes añadir caldo de verdura, agua o leche o bebida vegetal de avena sin azúcar añadido.
      2. Comprueba que la soja texturizada está bien hidratada (blanda) y escurre sin presionar, sólo para eliminar el agua sobrante. Viértela en la misma sartén donde habias salteado la cebolla y la calabaza, dórala un poco.

      soja hidratada 

      1. Monta el plato para 1 persona: reparte en un plato la mitad de los espaguetis y luego pon por encima los de calabacín (como ves en la primera foto). Añade por encima la mitad de la soja texturizada y por último unas cucharadas de salsa al gusto. ¡Listo!

      receta espaguetis con calabaza

      Pero, ¿Es el consumo de soja peligroso? ¿Es entonces apta la receta para niños?

      Respuesta: NO, el consumo moderado de soja no es peligroso y SÍ, los niños pueden consumir soja y por lo tanto está receta es apta para ellos. Sólo hay que adaptar las cantidades.

      El principal problema deriva de pensar que al consumir soja, consumimos hormonas que hacen que desarrollemos con más facilidad problemas de salud como el cáncer de mama, y eso no es así. La soja contiene antioxidantes naturales llamados isoflavonas que son fitoestrógenos, diferentes a los estrógenos animales ya que no tienen la misma estructura.

      Incluso se puede decir lo contrario puesto que hay estudios que concluyen que el consumo moderado, 1-2 raciones al día, de soja y derivados (tofu, tempeh, bebida vegetal o yogures de soja, miso, habas de soja, soja texturizada o edamame), tiene efectos beneficiosos sobre la salud. Algunos de ellos son: acción protectora frente al cáncer de ovario, endometrio, mama y próstata en hombres, también frente a la pérdida de masa ósea después de la menopausia  y frente a enfermedades cardiovasculares. En la página sobre alimentación y cáncer tienes más información sobre este tipo de dietas.

      Nota: en caso de tener problemas de tiroides si se debe de tener cuidado con su consumo por lo que hay que consultar con el médico.

      Patricia Nevot

      Patricia Nevot

      Dietista - Nutricionista

      Artículos relacionados

      Clic para concertar visita por whatsapp