933486557    C/ Balmes 172 Principal 2ª 08006 – Barcelona 699212603info@juliafarre.es

      En consulta nos encontramos una queja común en quienes se esfuerzan en comer de forma saludable: “Lo hago muy bien por el día, pero llega la noche y no puedo parar de picar”. Para algunas personas las comidas nocturnas significan picar sin pensar de una bolsa de patatas fritas, o comer compulsivamente pipas mientras ven la televisión. Todo porque necesitan masticar o tener algo en la boca. Para otros, puede significar servirse un helado o comer chocolate después de cenar como recompensa a un día estresante y acompañándolo de un pensamiento que dice: “me lo merezco”. Para otros, puede ser incluso comer cosas saludables pero con la sensación de perdida de control de lo que se come. El llamado síndrome del comedor nocturno es un desorden alimentario mucho más serio de lo que pueda parecer y, algunos de los que lo padecen, llegan a consumir entre el 25-35% de sus calorías diarias después de la cena o en mitad de la noche , lo que además limita su apetito en el desayuno.

      ¿Qué es el Síndrome del comedor nocturno?

      El síndrome del comedor nocturno ha sido técnicamente clasificado como un Trastorno alimentario no especificado. Clasificación según el DSM (cuyas siglas en inglés se traducen como Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales). La nomenclatura de las dificultades es una herramienta de uso entre profesionales de la salud pero es importante remarcar que tener conocimiento de lo que nos sucede es importante para el tratamiento porque nos ofrece un gran alivio y confort para nuestro ser. Pero no debemos conformarnos con el diagnóstico para explicar nuestra realidad.

      ¿Cómo podemos detectar que estamos padeciendo el síndrome del comedor nocturno?

      • ¿Haces dos o más atracones nocturnos semanales? Las personas que padecen el síndrome del comedor nocturno tienden a mantener un desorden alimentario donde predomina más cantidad de comida a lo largo de la noche (después de conciliar el sueño) o una alimentación excesiva durante la tarde/noche y por tanto, menos apetencia por el día. La frecuencia se produce dos veces o más a la semana.
      • ¿Tienes poco apetito por la mañana? Al comer más por la tarde/noche se produce  una alteración del ritmo biológico, por lo que disminuye el apetito por la mañana.
      • ¿Dificultades para dormir? Las persona que padecen el síndrome del comedor nocturno sufren alteraciones del sueño, tanto para conciliar como para mantener el sueño.

      • ¿Qué tipo de alimentos seleccionas cuando tienes ansiedad nocturna? Se suele consumir sobretodo alimentos prohibidos, aunque los estudios indican que el alimento más repetido son aquel rico en carbohidratos (algunos ejemplos podrían ser: pizza, bollería, pan, cereales, galletas, etc.).

      • ¿Recuerdas que has comido? La persona es capaz de recordar lo que ha ingerido. Esto es debido a la carga emocional que supone esta.

      • ¿Posteriormente cómo te sientes? Al ser consciente y si va en aumento la ingesta, la persona suele sentir angustia y arrepentimiento, acompañado con sentimientos de culpa.

      • ¿Cuando estás en periodos de estrés, ves que este patrón alimentario se repite? Hay estudios que indican que en periodos de estrés hay un aumento de conductas de atracón nocturno.

      Es importante diferenciar que la ingestión nocturna de alimentos no se explica mejor por otros factores como cambios en el ciclo del sueño-vigilia del individuo. Tampoco se explica mejor por el trastorno por atracón u otra patología, incluido el consumo de sustancias, y no se puede atribuir a un efecto secundario por toma de medicación.

      hiperfagia nocturna

      Quizá en tu caso no te sientes reflejado en el síndrome del comedor nocturno en una fase avanzada pero sí que descubres que la noche es sinónimo de espacio para el picoteo constante, te pido que en ambos casos lo consultes con un profesional especializado.

      El síndrome del comedor nocturno es un desorden alimentario  más serio de lo que parece, llegando las personas que lo padecen a consumir entre el 25-35% de sus calorías diarias después de la cena o en mitad de la noche #centrojuliafarre - Haz clic para twittear!    

      ¿Cómo podemos ayudarte desde la disciplina de la Psiconutrición?

      La psiconutrición o Psicología de la Nutrición es una área de la psicología especializada en estudiar la relación con la comida. Los métodos de trabajo que usaremos en consulta serán principalmente: la exploración y la concienciación. Principalmente, el trabajo del psicólogo será el de acompañar para iniciar un proceso de crecimiento personal donde el síntoma alimentario será el punto de partida para iniciar el cambio, no solo a nivel físico sino también a nivel emocional.

      Lo cierto es que cada caso es único y por tanto, el equipo de psicólogas de Centro de nutrición Julia Farré nos adaptamos a las necesidades de cada paciente. Sin embargo, pondríamos indicar ciertos puntos importantes a la hora de trabajar en terapia:

      R

      Los pensamientos, creencias, actitudes y emociones: explorar estas áreas nos ayudará a entender mejor la relación que mantenemos con la comida y para qué nos sirve.

      R

      Cuerpo: comer o no alimentos puede causar cambios en el tamaño y forma de nuestro cuerpo. La preocupación por esos cambios constituirá la preocupación por el peso. Una forma de la preocupación por el peso es la insatisfacción corporal.

      R

      Contexto social: la conducta alimentaria se desarrolla en varios contextos como puede ser  la familia y las relaciones en general. Un ejemplo a trabajar son: las preferencias alimentarias que se transmiten en la familia de padres a hijos.

      R

      Hábitos alimentarios: ayudar a dar estrategias para mejorar nuestra dieta es igual de importante que los anteriores puntos. En el Centro Julia Farre trabajamos de forma interdisciplinar: psicólogas y dietistas-nutricionistas se unen para proporcionar cambios psíquicos y físicos.

      Desde el equipo de psiconutrición podemos ayudarte

      “La elección de la comida no es sólo un producto con contenido nutricional. La elección de la comida es también un medio a través del cual se comunican significados”. J. Ogden

      Bibliografía

      La superación de los atracones de comida. Cómo recuperar el control, C. Fairburn

      Mª del Mar Cinto

      Mª del Mar Cinto

      Psicóloga sanitaria y dietista-nutricionista

       

      Artículos relacionados

      Clic para concertar visita por whatsapp