933486557    C/ Balmes 172 Principal 2ª 08006 – Barcelona 699212603 info@juliafarre.es

      Dar el paso de recibir ayuda, en la mayoría de las ocasiones, no es tarea fácil. Y mucho menos es elegir al profesional que queremos que nos ayude. Y por si no fuera poco, también podemos encontrarnos con la duda de qué especialidad elegir ¿psicología o psiquiatría? 

      Podemos llegar a pensar que no importa cuál de estos dos profesionales nos ayude, ya sea psicólogo o psiquiatra porque ambos se centran en tratar dificultades de la mente y esto puede traer alguna confusión.

      Pero realmente, ¿esto es así? La respuesta es no. Existen claras diferencias que debemos tener muy en cuenta a la hora de elegir al profesional que nos va a tratar, ya que esta elección puede suponer el éxito o el fracaso del tratamiento.

      Antes de hablar sobre las diferencias entre un psicólogo y un psiquiatra, veamos:

      ¿Qué es la psicología?

      La psicología es una disciplina científica. El papel fundamental de la psicología es promover el bienestar y la salud de las personas. La psicología estudia el comportamiento humano basado en los principios científicos del aprendizaje: emociones, pensamientos-cogniciones y conductas.

      ¿Qué es la psiquiatría?

      La psiquiatría es una rama de la medicina. El papel fundamental de la psiquiatría es estudiar y tratar las enfermedades mentales. Su objetivo es prevenir, diagnosticar, tratar y rehabilitar los trastornos de la mente, centrándose en la fisiología y la química cerebral.

      ¿Cuáles son las principales diferencias entre un psicólogo y un psiquiatra?

      Formación académica

      formación del psiquiatra y del psicólogo El psicólogo no es médico, proviene de una licenciatura de Psicología y más tarde puede especializarse en el área de Psicología Clínica o Sanitaria, a través de grados o máster universitarios. Es decir, no todos los psicólogos pueden tratar los trastornos mentales y problemas emocionales, tan sólo lo podrán hacer aquellos que se han formado para ello, a través de una formación específica.

      El psiquiatra es médico, proviene de la carrera universitaria de Medicina y una especialidad en la rama de psiquiatría. A diferencia de los psicólogos, todos los psiquiatras están preparados para tratar y/o diagnosticar los trastornos mentales.

      No todos los psicólogos pueden tratar los trastornos mentales y problemas emocionales. Tan sólo lo podrán hacer aquellos que se han formado para ello #psicología #psiquiatría @AlimentaEsencia Haz click para twittear

      Tipo de problemática que tratan

      tratamiento psicológicoLos psicólogos pueden complementar el tratamiento psiquiátrico, o bien tratar a cualquier persona sin alteraciones graves, es decir, sin necesidad de que se le haya diagnosticado ningún trastorno mental. Es adecuado para todas las personas que tengan algún síntoma que quieran tratar (ansiedad, depresión, fobias…) o simplemente para aquellas personas que quieran realizar un trabajo personal para mejorar su calidad de vida, aún sin ningún síntoma que los invalide.

      Los psiquiatras suelen ocuparse de los problemas mentales de mayor dificultad, como la esquizofrenia, la paranoia, la depresión mayor, entre otras. Se centran en aquellas mejoras que pueden darse a través de fármacos.

      Prescripción de medicamentos

      medicamentos psiquiátricosLos psicólogos no pueden prescribir medicamentos, sino que utilizan un gran abanico de técnicas y estrategias para trabajar la dolencia del paciente y mejorar así su calidad de vida.

      Los psiquiatras sí pueden prescribir medicamentos y ésta es una de sus estrategias principales al ahora de tratar la dolencia de los pacientes.

      Foco de trabajo

      Los profesionales de la psicología ponen en énfasis el contexto social, las relaciones personales, creencias, emociones, comportamiento… de la persona. Los psicólogos se centran en enseñar a los pacientes estrategias y técnicas que les ayuden en la resolución de sus problemas emocionales y conductuales.

      Los psiquiatras se centran en los aspectos fisiológicos y químicos del cuerpo humano. Los psiquiatras, en general, no tienen la formación necesaria para dar terapia psicológica, a no ser que se hayan formado a través de un Máster o Posgrado.

      Funciones del psicólogo y del psiquiatra

      • Prevención de la salud mental.
      • Mejorar el estado de la salud mental de los pacientes.
      • Dotar a la personas de habilidades y estrategias para mejorar su calidad de vida.
      • Evaluar y analizar las situaciones que provocan un problema o una sintomatología.
      • Encontrar acciones que permitan resolver los problemas que acusan a las personas.
      • Evaluar e identificar los patrones principales de conducta de la persona. Es decir, estudiar el pensamiento, la conducta, las emociones y las actitudes del paciente.
      • Escuchar de forma empática, sin juicio y comprender cómo la persona está experimentando su propia realidad.
      • Comprender cuáles son las necesidades en concreto de cada persona.
      • Brindar información: explicar al paciente la manera de funcionar de la mente, cuerpo y emociones, para que la persona pueda entender qué le ocurre, por qué le sucede y qué acciones puede realizar para mejorar.
      • Motivar para el cambio. Los psicólogos no solo ofrecen estrategias y recursos, sino que acompañan a la persona, como guía y motivador para el cambio, hasta cumplir con sus objetivos.

      El psiquiatra 

      • Diagnóstico de los trastornos mentales.
      • Estudio y tratamiento de los trastornos mentales.
      • Ayudar a que sus pacientes encuentren el equilibrio y se adapten al medio que les rodea, con la ayuda de la terapia y/o la psicofarmacología.
      • Brindar información: explicar al paciente la manera de funcionar del cerebro, para que la persona pueda entender qué le ocurre, por qué le sucede y qué acciones puede realizar para mejorar.
      • Aportar diferentes herramientas de trabajo para la mejora de bienestar psicológico de las personas.
      • Escuchar de forma empática, sin juicio y comprender cómo la persona está experimentando su propia realidad.
      • Recetar medicamentos.
      • Prescribir la hospitalización de un paciente.

      N

      Cuando la persona observa que el problema le “supera”, es decir, no puede controlar su estado emocional.

      N

      Cuando la persona observa que no tiene los recursos personales suficientes para enfrentarse a la situación que le preocupa.

      N

      Cuando la persona sienta malestar por algún síntoma (ansiedad, tristeza, fobias, obsesiones…) en concreto que quiera eliminar.

      N

      Siempre que un psiquiatra nos derive.

      N

      Cuando la persona experimente problemas relacionales (de pareja, familia…) y quiera mejorar sus dinámicas.

      N

      Cuando la persona esté atravesando un momento de cambio, pérdida, o crisis personal.

      N

      Cuando la persona no se sienta a gusto consigo misma y crea que es un buen momento para mejorar.

      ¿Cuándo acudir al psiquiatra?

      N

      Cuando la persona experimente cambios de humor muy extremos. Es decir, pasar de la felicidad extrema a la tristeza profunda.

      N

      Cuando la persona manifieste un estado emocional muy inestable. Por ejemplo, con brotes de ansiedad muy elevada o violencia.

      N

      Cuando la persona presenta una sintomatología tan elevada que le dificulta adaptarse a su día a día

      N

      Cuando la persona experimente alucinaciones o delirios.

      N

      Cuando la persona experimente problemas para dormir de manera habitual.

      N

      Cuando la persona se aísla socialmente, poco a poco reduce sus salidas, hasta alejarse de su entorno.

      N

      Cuando la persona presenta problemas de concentración o pérdidas de memoria.

      N

      Siempre que un psicólogo nos derive.

      La psiquiatría y la psicología no son excluyentes

      Tanto psicólogos como psiquiatras trabajan en equipo y no son excluyentes. Existen dolencias que pueden ser tratadas por ambos profesionales a la vez y construir entre ellos un canal de comunicación para ofrecerle el mejor tratamiento al paciente.

      El trabajo en conjunto de ambas especialidades suele ser beneficioso, puesto que en algunas ocasiones, puede ser necesaria la medicación para poder trabajar desde una base emocional, contextual o cognitiva con los pacientes. Para iniciar un proceso de terapia, es importante que el paciente se encuentre estable y con una buena conexión con la realidad.

      infografía diferencias entre psicología y psiquiatría

      Inserta esta infografía en tu web copiando este código:

      <a href=”https://www.centrojuliafarre.es/blog/psicologo-o-psiquiatra/”><img src=”https://www.centrojuliafarre.es/wp-content/uploads/2018/02/infografia-psicologia.jpg” alt=”infografía psicología o psiquiatría” /></a>

      Marta García

      Marta García

      Psicóloga y psicoterapeuta

      Artículos relacionados

      Clic para concertar visita por whatsapp